Inkaterra en la mira de los viajantes más exigentes del mundo, por Arturo García Rosa

Autor:
Arturo García Rosa

Presidente & Fundador de SAHIC


Inkaterra en la mira de los viajantes más exigentes del mundo

Pocos rankings logran captar tanto interés como el afamado World’s Best Awards de la reconocida revista de viajes, TRAVEL+LEISURE, el ranking producto de la encuesta realizada entre sus lectores, viajeros del mundo acostumbrados a recorrer distintos destinos del planeta. Y, pocas veces tenemos el honor de que una empresa de la región se encuentre rankeada de la forma que lo ha sido en esta edición.

Hace unos días se conocieron los elegidos 2019, donde Inkaterra, la empresa peruana que agrupa un “ramillete” de bellos y entrañables pequeños hoteles, obtuvo el tercer puesto en la categoría ‘Mejores Marcas de Hoteles del Mundo’, una selección de las compañías mejor reconocidas en la industria de la hospitalidad del mundo.

Inkaterra, fundada hace más de 40 años por nuestro colega y gran amigo, Joe Koechlin, se “codea” de esta forma entre marcas de reconocimiento internacional de las caracterísitcas de Aman, The Peninsula, Raffles, St. Regis, Rocco Forte, Banyan Tree, Mandarin Oriental, Rosewood, Shangri-la, One & Only y Six Senses, entre otras que se siguen encuentran en la mencionada lista.

Conocer sus inicios, su trabajo como empresa familiar, su compromiso - no sólo con el medio ambiente siendo la empresa pionera del ecoturismo y el desarrollo sostenible en el Perú - sino con la investigación científica, el conservadurismo y la educación y el bienestar de las comunidades locales, no puede más que reconocer cuán merecido es este nuevo reconocimiento para la familia de Inkaterra.

Hemos tenido el honor de haber contado tantas veces con la presencia de Joe sobre el escenario de SAHIC, este empresario, plagado de sueños, con una gran visión, que con gran compromiso, esfuerzo y trabajo muy duro hace realidad sus proyectos, aquel que ha compartido tan generosamente con toda la comunidad de SAHIC su mirada y compromiso con la creación de experiencias únicas para sus huéspedes y sobre cómo es posible comprometerse con el cuidado del medio ambiente, preservar la biodiversidad y la cultura local, brindando un producto de excelencia internacional.

Desde SAHIC alzamos la copa por este merecido momento de Joe y toda la familia de Inkaterra y esperamos continuar colaborando con nuestro pequeño granito de arena para facilitar la divulgación de desarrollos de y proyectos como estos, de modo que el ejemplo se propague por toda la región, para beneplácito de nuestros pueblos en particular y el turismo en general.

Chapeaux una vez más querido Joe.

Camila Lavori